• La empresa TRENDS Industrial reveló algunos detalles de su proyecto ENAPAC que será la primera desaladora con energía fotovoltaica y multicliente de Chile.
  • El proyecto tendrá como principal mercado, las empresas mineras de la región.

SANTIAGO (Julio 12, 2017) Como “un desarrollo tecnológico innovador, responsable social y ambientalmente, que permitirá el uso de agua de mar desalinizada para uso industrial”, introdujo el proyecto el presidente de TRENDS Industrial, Rodrigo Silva, desarrolladores del proyecto ENAPAC (Energías y Aguas del Pacífico).

El proyecto considera la construcción de una planta desaladora de gran escala, con capacidad de producción de más de 2.500 l/s, junto a una planta fotovoltaica de 100 MW de potencia y a un reservorio de agua de 600.000 m3, todo en un mismo proyecto. El mismo está emplazado en las comunas de Caldera y Copiapó, y estará destinado a distintos consumidores de agua industrial de la región. En efecto, una de las novedades del proyecto es que sería el primer proyecto “multicliente” de estas características en Chile y para una región que pasa por una severa crisis hídrica.

El representante de la empresa recordó las cifras del estudio “Proyección de consumo de agua en la minería del cobre 2016 – 2027” de la Comisión Chilena del Cobre (COCHILCO), que señala que hacia el año 2027 el consumo de agua de mar debiera llegar a alrededor del 50% del consumo total de agua en la minería del cobre. La región de Atacama cuenta con grandes proyectos de cobre a los que se sumean faenas de producción de oro, plata, hierro y litio, las que también demandan consumo de recursos hídricos.

Silva explicó que el sustento del proyecto ENAPAC se encuentra en la necesidad de agua industrial en la región, el uso de energía limpia para la producción y transporte del agua, la orientación multicliente para mayor eficiencia y una infraestructura pensada para dar seguridad a los usuarios. Así mismo, desde sus inicios el proyecto ha sido desarrollado, considerando la participación temprana de las autoridades y la comunidad local, para un diseño óptimo.

El proyecto se encuentra en etapa de evaluación ambiental por parte de la autoridad y continuará con la permisiología necesaria para su desarrollo, en paralelo al desarrollo de la actividad comercial. “Hemos desarrollado ENAPAC con la mirada puesta en la sustentabilidad de la minería y el desarrollo de la región”, afirmó Silva al cierre de la presentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *